El Atlético enseña como plantarle cara a Barcelona y Real Madrid

La plantilla del Atlético, con la Copa. FOTO: www.abc.es

La plantilla del Atlético, con la Copa. FOTO: http://www.abc.es

El Atlético de Madrid puso el colofón a una fantástica temporada con el título de la Copa del Rey, ganado además ante su eterno rival, el Real Madrid, y en el Santiago Bernabéu. De este modo, el equipo entrenado por Simeone acabará la temporada 12/13 con dos títulos (la Supercopa de Europa y la Copa del Rey) y siendo tercero en Liga, pero tercero a menos distancia que el Valencia de Emery en cualquiera de sus tres terceros puestos. Los rojiblancos han sido competitivos en todas las competiciones que han jugado (salvo la Europa League) y, además, no han tenido altibajos, han mantenido una gran regularidad desde agosto hasta ahora.

El Atlético de Madrid ha sido el único equipo español de la presente temporada que no ha perdido de vista a Real Madrid y Barcelona. Es cierto que nunca ha sido aspirante real al título de liga, pero sí ha demostrado que con ambición, entusiasmo y trabajo se pueden lograr éxitos a pesar de la presencia de Real Madrid y Barcelona. En la Liga ha peleado y ha logrado su premio: ser tercero con comodidad y relativamente cerca de azulgranas y blancos (al menos más que el Valencia de los últimos tres ejercicios): a 22 puntos y 9 respectivamente. Pero ha sabido mantener la tensión y la actitud en el resto de competiciones, y ahí es donde ha recibido su pedazo de gloria: primero fue la Europa League la temporada pasada, siguió con la Supercopa de Europa en agosto y ha culminado con la copa del Rey del pasado viernes 17 de mayo.

El título, que supone además la décima Copa para las vitrinas colchoneras, fue un ejemplo de las virtudes del equipo y de correctísima preparación del partido que hizo el argentino Diego Pablo Simeone. Para empezar, se centró en ganar una final, sin pensar en los años que hacía que no ganaba al Real Madrid (que por cierto eran 14, ni más ni menos). Así, no sólo el Atlético no se vino abajo con el 1-0 de Cristiano Ronaldo, sino que pasó a dominar el partido. Así, antes del descanso, Diego Costa empataba después de una gran jugada de Falcao. Es cierto que en la segunda oportunidad las mejores oportunidades fueron del Real Madrid, pero también lo es que las sensaciones eran que, cada minuto que pasaba, el Atlético estaba mejor: fue parando el partido, embarullándolo y llevándolo hacia el físico, su punto fuerte ante el Madrid. Le ayudó la absurda expulsión de Mourinho que, sorprendentemente, pareció verse superado por el acontecimiento.

El Atlético no jugaba bien, pero a poco fue minando la moral y la resistencia blancas. Y con el 2-1 acabó de desquiciar a su rival. La demostración fue la patada de Cristiano Ronaldo a Gabi que supuso la roja para el portugués. Al final, fue esa diferencia de intensidad y de manejo de los nervios la que marcó la diferencia a favor del Atlético de Madrid.

Y para terminar aporto un dato que refleja porqué el Atlético es en estos momentos el equipo más próximo a Madrid y Barcelona: en los últimos tres años ha ganado más títulos (4) que el Real Madrid de Mourinho (3).

Anuncios

Publicado el 19 de mayo de 2013 en Fútbol y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: