El Valencia CF se especializa en ganar a última hora

Los jugadores del Valencia felicitan a Jonas tras el 2-1. FOTO:www.elconfidencial.com

Los jugadores del Valencia felicitan a Jonas tras el 2-1. FOTO:www.elconfidencial.com

Tuvo fortuna el Valencia CF ante el Valladolid, porque no se puede calificar de otra manera el ganar en la última jugada del partido. Sin embargo, no es ni mucho menos la primera vez que los valencianistas se llevan los tres puntos en el último suspiro. De hecho, esta es la quinta vez que lo consigue. Y cuando este fenómeno se empieza a repetir es que hay algo más que suerte. Se convierte también en una virtud.

Viendo el discurrir de la primera parte del Valencia-Valladolid, no se veía venir un partido donde el equipo valencianista sufriera tanto para lograr los tres puntos. Menos todavía cuando el Valladolid se quedó con diez y Soldado tuvo un penalti a favor para colocar el 2-0 y sentenciar. Pero el ariete falló el penalti, el equipo inconscientemente se relajó al verse ganando y con un jugador más… y entonces al Valladolid se le ocurre empatar. Fue un gol muy bonito de Óscar y obligó al Valencia a ir contracorriente y a jugar presionado (por su propia culpa) en los últimos 20 minutos.

Tuvo varios defectos ayer el Valencia, especialmente en la segunda parte, pero también dos virtudes que acabaron siendo decisivas: la fe y la constancia. Todo parecía abocado al empate pero en el minuto 93, Jonathan Viera lanzó un buen centro desde la derecha, medido a la cabeza de Jonas, que con un cabezazo perfecto, cruzado y picado, envió el balón lejos del alcance del meta Dani Hernández. Fue tan a última hora el gol que el Valladolid ni sacó de centro.

Hay que reconocer que la suerte jugó un importante papel en la victoria del Valencia, pero también mereció esa suerte, especialmente por lo visto en el primer tiempo, donde, sin hacer grandes alardes, sí fue claro dominador del partido y tuvo dos-tres ocasiones claras al margen del gol que anotó. También se puede decir que esta vez tuvo la suerte de la que adoleció ante el Athletic de Bilbao hace pocas semanas, cuando perdió 1-0 a pesar de haber sido bastante mejor que su rival y tras haber perdonado multitud de oportunidades de gol.

Además, tampoco es la primera vez que el Valencia CF gana en el descuento. Ni la segunda. Ni tan siquiera la tercera. Esta es nada menos la quinta vez en la presente Liga que el cuadro blanquinegro gana un partido en la prolongación. La primera vez fue en la jornada 8, cuando remontó al Athletic de Bilbao un 1-2 adverso con dos goles en los minutos 89 y 90. Poco después, en la jornada 12, Soldado anotó el 2-1 ante el Espanyol de penalti en el minuto 89. Las otras dos fueron a domicilio y en Galicia. En la jornada 21, Ricardo Costa marcaba el 2-3 ante el Deportivo en el minuto 92, y en la jornada 23 fue Valdez quien anotó el gol del triunfo en el minuto 93 en Balaídos ante el Celta.

Marcar tantas vecez en los últimos compases ya no es suerte. También implica confianza en las posibilidades de uno mismo y fe en lo que se hace, además de saber tener paciencia para esperar el momento y no dejarse agobiar por el tiempo. Evidentemente es mucho mejor resolver antes los partidos, pero es buena noticia saber que este Valencia pelea los partidos hasta el final. Y el mismo valor tiene golear 5-0 que ganar en el último segundo.

Anuncios

Publicado el 8 de abril de 2013 en Fútbol y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: